Ir al contenido
Aumentar nuestras posibilidades de que el futuro sea bueno
Hemos creado un recurso que era necesario que existiera: así va dos años después de su lanzamiento.

En Probable Futures, nuestro equipo se guía por la filosofía de que nuestro objetivo es "aumentar nuestras posibilidades de que el futuro sea bueno". Esto es intencionadamente inespecífico porque empezamos la iniciativa con la suficiente humildad como para saber que no podíamos preparar nosotros solos al mundo entero para la inestabilidad del cambio climático, pero teníamos la suficiente confianza en nuestras ideas, habilidades y redes como para creer que teníamos una buena oportunidad de influir en las probabilidades en una dirección positiva.

Aunque esta misión es ambiciosa y, por tanto, imposible de medir con precisión, desde el principio hemos tenido objetivos estratégicos que son claros y observables: democratizar la ciencia y fomentar la alfabetización climática de la sociedad. ¿Qué tienen que ver estos objetivos con aumentar las posibilidades de que el futuro sea bueno? Creemos que la acción climática mundial será más eficaz si quienes la emprenden poseen conocimientos básicos sobre el clima y su evolución, así como una mentalidad y herramientas para mitigar los riesgos... lo que, en última instancia, redundará en mejores resultados. 

Como Director Ejecutivo, mi trabajo consiste en analizar objetivamente los resultados y evaluar si avanzamos o no hacia nuestros objetivos. Por primera vez, tenemos experiencia suficiente para hacerlo. Porque, aunque técnicamente Probable Futures existe desde hace cuatro años, dos de ellos se han dedicado íntegramente a investigar, diseñar, crear y perfeccionar las herramientas y ofertas que hoy puedes ver en probablefutures.org

En la carta del director del año pasado señalé el momento de pasar del modo de construir al modo de compartir: "El conjunto de herramientas y recursos de alfabetización climática deProbable Futuresestá listo para afrontar este momento. La tarea de nuestro equipo a partir de ahora es aprovechar el impulso, encontrar canales para difundir nuestros recursos, involucrar al público y, en última instancia, convertir ese compromiso en una profunda comprensión y acción". 

Así pues, hagamos inventario. Esto es lo que pueden conseguir unos cuantos años, unas cuantas donaciones generosas y los esfuerzos colectivos de una docena de personas: 

Construimos un recurso que necesitaba existir, y es bueno 

Spencer Glendon y yo partimos de la idea de que el mundo necesitaba acceder a datos climáticos de primera clase y a recursos educativos que ayudaran a la gente a entender el clima estable sobre el que se construyó la civilización, los cambios que ya se han producido y el futuro climático que nos aguarda. Convertir un buen conjunto de ideas en un producto excelente requiere agallas, tenacidad y dedicación. Obtener reconocimiento por su calidad y contribución no está garantizado. Pero éste es un campo en el que hemos visto poca ambigüedad: Elmanual del clima Probable Futures y los mapas climáticos juntos han sido ampliamente reconocidos como un recurso útil y de alta calidad. Nuestra plataforma digital ha sido galardonada con los premios Webby Anthem Awards y Artes de la Comunicación ha aparecido en Fast Company, Bloomberg, Proceedings of the National Academy of Sciences Front Matter es un recurso recomendado por el Climate Resilience Toolkit del Gobierno de EE.UU. y un recurso sugerido para las aulas por SubjectToClimate, así como por el plan de estudios básico sobre el clima del estado de Nueva Jersey, y aparece en docenas de otros sitios de "recursos recomendados" sobre el cambio climático. Profesores de prestigiosas universidades lo utilizan en sus clases de licenciatura y posgrado.

Sin embargo, para democratizar la ciencia del clima y fomentar la alfabetización climática de la sociedad, no basta con hacer algo bueno. Tenemos que convencer a la gente de que dedique tiempo a nuestros recursos, saber si esos recursos les han ayudado a comprender mejor el cambio climático y, a continuación, saber si esa mejor comprensión les ha llevado a tomar medidas que de otro modo no habrían tomado. En otras palabras, la alfabetización climática es un paso esencial y fundacional que a menudo está a varios pasos de la acción que esperamos ver, lo que puede hacer que medir su papel en esa acción sea un reto. 

La alfabetización climática es un paso esencial y fundacional que a menudo se encuentra a varios pasos de la acción que esperamos ver, lo que puede dificultar la medición de su papel en dicha acción.

Aun así, hemos trabajado para encontrar indicadores que nos ayuden a comprender qué tipo de impacto está teniendo nuestra plataforma de alfabetización climática en las audiencias que interactúan con ella. He aquí algunos datos relevantes que hemos encontrado:

  • Más de 114.000 visitantes únicos han utilizado el sitio desde su lanzamiento en 2021.
  • El 96% de los encuestados considera que el sitio es útil y el 92% afirma que se sentiría decepcionado si dejara de utilizar nuestros mapas interactivos.
  • Los visitantes pasan una media de 14 minutos en los mapas por visita (!!)
  • Visitantes de 100 países
  • Los usuarios representan una muestra representativa de disciplinas y de la economía: educación, energía, entretenimiento, finanzas, gobierno, seguros, marketing, tecnología, telecomunicaciones, etc.

He aquí algunas citas de usuarios que nos han llegado al corazón:

"Como antiguo Chief Resilience Officer de mi ciudad, esta información me parece oportuna y útil".

"Utilicé su sitio web para reducir la sensación de incertidumbre y darme una sensación de control".

"Su sitio me ayudó a visualizar el impacto del cambio climático en las regiones donde operan mis clientes".

"Estoy compartiendo su sitio web y sus artículos con mis clientes inversores para que dispongan de información sólida para tomar decisiones informadas sobre sus inversiones, e incluso sobre sus donaciones benéficas."

También hemos recibido muchos comentarios constructivos, que nos han ayudado a mejorar nuestros recursos. Cada mes, aprendemos más sobre cómo las personas y las organizaciones están aplicando sus conocimientos sobre el clima, y estos aprendizajes inspiran mejoras, nuevos productos de datos y nuevos flujos de contenidos. De hecho, en los últimos seis meses, un nuevo conjunto de ofertas en línea que incluye artículos explicativos y de liderazgo intelectual, junto con una serie de nueve correos electrónicos para orientar a los lectores sobre el manual del clima, ayudaron a aumentar el tráfico mensual de nuestro sitio en un 25%. 

Este proceso de "evaluación e iteración" es fundamental para nuestras operaciones y cultura organizativa, y puede esperar que nuestros recursos evolucionen y mejoren mientras existamos. Con este espíritu, permanezca atento en los próximos meses a una nueva serie que ilustra cómo aplicar nuestros mapas y utilizarlos para evaluar el riesgo en lugares de todo el mundo. 

Estamos impulsando un debate sobre adaptación y resiliencia que se está produciendo en muy pocos lugares.

Mis colegas y yo intervenimos con frecuencia en grandes conferencias de diversos sectores, desde el inmobiliario, la inversión, la energía y los seguros hasta el entretenimiento, las artes y la cultura, y la educación. Sin embargo, le sorprenderá saber que a menudo somos los únicos ponentes en esas conferencias que hablamos del cambio climático físico y de cómo podemos prepararnos y adaptarnos a un tiempo más inestable y sus implicaciones para nuestras comunidades, empresas e industrias. Este puede ser el caso incluso cuando estas conferencias y eventos se centran en la sostenibilidad o incluso en el "clima". 

En estos entornos, la gran mayoría de las conversaciones se centran en temas como la transición energética, los regímenes de comercio de derechos de emisión de carbono, el seguimiento y la notificación de las emisiones, la economía circular, etc. Todos son temas importantes y necesarios y, por suerte, hay formas de integrar estos nuevos procesos en los sistemas y estructuras empresariales ortodoxos. (Por ejemplo, una empresa de servicios públicos puede pasar de fuentes no renovables a renovables sin tener que revisar todo su modelo operativo). Sin embargo, la adaptación y la resiliencia son un conjunto de actividades totalmente nuevas para las que las comunidades, los gobiernos, las empresas y los mercados financieros disponen de pocos sistemas o procesos. 

La adaptación y la resiliencia son un conjunto de actividades totalmente nuevas para las que las comunidades, los gobiernos, las empresas y los mercados financieros disponen de pocos sistemas o procesos.

Dicho de otro modo, la adaptación y la resiliencia es un esfuerzo por crear sistemas construidos por el hombre que reproduzcan lo que el clima estable solía darnos gratuitamente. Pensemos en dos ejemplos: un dique que antes no era necesario, o un sistema de riego en una granja donde los patrones anteriores de precipitaciones eran fiables. 

Como sociedad, aún tenemos muchas preguntas que hacernos y responder sobre cómo nos adaptaremos a un clima cambiante: ¿Cómo pagamos algo como un dique cuando no reporta ingresos? ¿Cómo planificamos el inevitable aumento del precio de los cultivos? ¿La adaptación consiste sólo en nuevas infraestructuras o necesitamos también nuevas normas sociales? ¿Cómo medimos si un lugar es resiliente o no? ¿Qué papel desempeñan los seguros en todo esto?

Para contribuir mejor a estas cuestiones (y a otras similares) estamos encantados de dar la bienvenida a un nuevo miembro de nuestro personal como Director de Estrategia de Adaptación al Clima: Nabig Chaudhry. Con el apoyo del programa Leadership Fellows de la Harvard Business School, Nabig llevará a cabo investigaciones, publicará estudios de casos y recomendará nuevos productos y servicios destinados a satisfacer las crecientes necesidades de adaptación y resiliencia de los sectores público y privado. 

Lo que aprendamos del trabajo de Nabig se canalizará en nuestras asociaciones, así como en nuestros esfuerzos por compartir historias y recursos públicamente. Pueden esperar vernos y oírnos adoptar un papel público más activo y, en este sentido, ya estamos empezando. Este podcast de la HBS , en el que Spencer y yo participamos, profundiza en el trabajo que estamos realizando con el profesorado sobre marcos de riesgo y adaptación para las empresas, y verán algunos temas y conceptos familiares sobre la estabilidad climática y la civilización en este reciente informe de adaptación del McKinsey Global Institute.

Hemos proporcionado experiencias de aprendizaje en directo a más de 10.000 personas en un año, y nos estamos preparando para mucho más. 

Nuestra intención original para Probable Futures era desarrollar exclusivamente viajes de aprendizaje autoguiados en línea, vídeos y gráficos atractivos y herramientas de visualización de datos. Pero a lo largo del camino, cada vez se nos invitaba más a llevar esos recursos a las aulas, salas de conferencias y reuniones, en forma de programas de conferencias en directo, talleres de educación ejecutiva y sesiones de asesoramiento para empresas, organizaciones y gobiernos. Este tipo de trabajo se convirtió en una oferta básica junto con nuestras herramientas y recursos digitales y ampliamente accesibles en línea. ¿Por qué? Pudimos comprobar la eficacia del aprendizaje en directo a la hora de provocar momentos de "ajá" para las personas en los que abordar el cambio climático se convierte en una prioridad en sus vidas o en su trabajo. 

He aquí uno de mis ejemplos favoritos: En 2023, organizamos un taller con líderes regionales de United Way, una organización mundial sin ánimo de lucro centrada en la salud, la educación y la movilidad económica a nivel comunitario. (Esta fue una de las primeras colaboraciones con este socio, y me complace decir que juntos tenemos planes más ambiciosos en marcha). Durante la parte de debate del taller, Kevin Middleton, Presidente de United Way de Kentucky, detalló los desastres relacionados con el clima a los que se han enfrentado las comunidades de su estado en los últimos años y nos dijo a nosotros y al resto del grupo: "La preparación y la disposición pueden significar la diferencia entre la vida y la muerte. Ahora veo que no puedo preparar adecuadamente a nuestras organizaciones y sus comunidades para los desastres ni ayudar a mitigar el impacto de estos sucesos sin herramientas de predicción y recursos de alfabetización climática como los que ustedes proporcionan." Este es precisamente el resultado que pretendemos conseguir en cada una de nuestras interacciones con usuarios y socios. Kevin es un líder que tiene la responsabilidad de apoyar a las comunidades vulnerables en un lugar vulnerable al clima, y después de adquirir algunos conocimientos sobre el clima, ahora ve el seguimiento de los impactos potenciales de un clima cambiante como una parte crítica de su trabajo. En la actualidad, Kevin afirma que está incorporando esta concienciación mediante la elaboración de un plan de resiliencia ante catástrofes basado en datos que puede localizarse con los líderes de United Way en su estado.

Tenemos muchas historias como éstas, en comunidades muy diferentes. Los participantes en nuestras sesiones de aprendizaje en directo suelen ponerse en contacto con nosotros después, y a veces repetidamente durante meses o incluso años, para pedirnos nuestra opinión sobre preguntas, ideas o retos relacionados con la adopción de medidas sobre el cambio climático en su comunidad. Este tipo de compromiso nos permite observar desde primera fila lo que funciona, lo que no funciona y los obstáculos con los que se topa la gente al aplicar sus conocimientos sobre el clima y trabajar para que sus comunidades sean más resilientes. A partir de ahí, podemos incorporar esas enseñanzas a nuestra plataforma y nuestras ofertas. 

Probable Futures es probable que las conferencias programadas para 2024 superen con creces las cifras del año pasado. Existe una demanda real de nuestra programación y estamos preparados para satisfacerla. 

A lo largo del próximo año, puede esperar que ampliemos significativamente estas experiencias de aprendizaje en directo por nuestra cuenta y en colaboración con socios. De hecho, es probable que las ponencias reservadas para 2024 superen con creces las del año pasado. Está claro que existe una demanda real de este tipo de programas, y estamos preparados para satisfacerla. 

La gente crea nuevas herramientas con nuestra infraestructura de código abierto

Desde el principio supimos que democratizar de verdad la ciencia del clima significaría ofrecer todo lo que pudiéramos y de todas las formas posibles. Y aunque nos esforzamos por hacer que nuestros mapas interactivos sean lo más útiles posible para el mayor número de personas posible, reconocemos que es probable que las personas y las comunidades quieran utilizar la ciencia del clima de sus propias maneras específicas y distintivas. Pensábamos que las ONG, las empresas y los gobiernos crearían sus propias versiones personalizadas de Probable Futures, y esperábamos ver cómo las mentes creativas de la comunidad de desarrolladores de software experimentaban y construían cosas que nunca hubiéramos imaginado por nuestra cuenta. Me enorgullece informar de que estamos empezando a ver cómo estas visiones se hacen realidad. He aquí algunos ejemplos:

  • Aravo, una solución de software de gestión de riesgos de terceros líder del mercado con más de 440.000 usuarios corporativos, se ha asociado con Probable Futures para integrar datos sobre riesgos climáticos en su producto. En la actualidad, colaboramos con Aravo y sus clientes para crear funciones útiles en torno a nuestros datos y la información que proporciona el software, lo que permite a los gestores de la cadena de suministro y de riesgos comprender, evaluar y abordar mejor el riesgo climático desde la misma plataforma que utilizan para gestionar todos los demás tipos de riesgos de terceros.
  • Dirigido por una cohorte de desarrolladores curiosos y con talento, pronto habrá una versión beta de un chatbot de IA impulsado por datos, contenidos y temas de Probable Futures . Como todos los chatbots en fase inicial, hay errores, fallos y curiosidades extrañas, pero es gratificante ver a personas con experiencia e integridad experimentar y desarrollar una herramienta que podría ser útil para quienes luchan por prepararse para el cambio climático. Estamos agradecidos por el trabajo exploratorio y las demostraciones de la posibilidad de impacto que DataKind, una organización centrada en el uso de la ciencia de los datos y la IA para obtener buenos resultados sociales, ha hecho para avanzar Probable Futures' pensando en este espacio.
  • En-ROADS, el simulador en línea de Climate Interactive que ofrece a responsables políticos, educadores, empresas, medios de comunicación y público en general la posibilidad de probar y explorar soluciones climáticas intersectoriales, está explorando cómo los mapas Probable Futures pueden aportar un nuevo tipo de fidelidad a sus simulaciones. Juntas, nuestras dos herramientas pueden aclarar las decisiones que tenemos que tomar en cuanto a la energía que consumimos en nuestro mundo, y las consecuencias climáticas de esas decisiones. 

Para quienes no proceden de la comunidad de desarrolladores de software, puede parecer un proceso sencillo abrir nuestra infraestructura y datos back-end a quienes quieran utilizarlos, pero hacerlo bien requiere una inmensa habilidad. Estoy muy orgulloso y agradecido a los miembros de nuestro equipo de Speedlane, con sede en Beirut, que diseñan y mejoran estos sistemas de forma continua y concienzuda, redactan una documentación clara y crean interfaces que fomentan y permiten la experimentación y la innovación. No me cabe duda de que en los próximos meses y años veremos muchos más productos "in the wild" impulsados por Probable Futures . 

Nuestro interés por el riesgo climático es cada vez mayor 

Hace poco escribí sobre el escepticismo que experimentamos cuando lanzamos una iniciativa centrada en la comunicación sobre el riesgo climático. Se temía que la gente lo considerara negativo, deprimente, abrumador o esotérico. Pero confiábamos en que, si se diseñaba y comunicaba bien, la gente lo encontraría clarificador, esperanzador y práctico. Hoy vemos importantes indicios que apoyan nuestra hipótesis. De hecho, estamos convencidos de que enmarcar la conversación sobre el clima en torno al riesgo es hoy más importante y pertinente que nunca. 

Una razón desafortunada para ello es el hecho de que el cambio climático se ha presentado físicamente de formas crudas que son difíciles de ignorar. El umbral de 1,5 °C se superó por primera vez en 2023. Se están batiendo récords de temperatura repetidamente en las cuatro estaciones del año en todo el mundo. Los efectos de las ciudades inundadas, la pérdida de días de clase por el calor extremo, la interrupción de las cadenas de suministro y los fallos del mercado de seguros son ahora realidades cotidianas cuando antes eran teorías. La gente de todo el mundo se está dando cuenta de que no estamos preparados para el calentamiento que estamos sufriendo ahora y para el que probablemente se produzca en un futuro próximo. Probable Futures es un buen lugar para que se orienten.  

El riesgo climático también se está normalizando en el sector privado, en parte por las razones antes descritas, pero también porque normativas de reciente creación, como la de la SEC, exigen a las empresas que conozcan su riesgo climático y lo comuniquen a las partes interesadas. 

Además, y lo que es más importante, la reacción legal y política contra los programas corporativos medioambientales, sociales y de gobernanza (ESG, por sus siglas en inglés) -más peyorativamente conocidos como "capitalismo woke"- está creando barreras para las empresas que pretenden desempeñar un papel positivo en la lucha contra el cambio climático. Pero mientras que las iniciativas ASG se consideran voluntarias en el contexto empresarial, la comprensión, evaluación y tratamiento del riesgo climático no lo son. De hecho, siempre se ha exigido a las empresas que presten atención al riesgo como una cuestión de responsabilidad fiduciaria. Por ello, seguimos dedicando el tiempo y la experiencia de Probable Futuresa ayudar a los líderes empresariales a incorporar el riesgo climático a su pensamiento, planificación y procesos. 

Y sin embargo, aún queda mucho por hacer

Esta carta, en la que se detallan sin tapujos los progresos realizados en la consecución de nuestros objetivos durante los últimos años, se aleja un poco de la comunicación típica de Probable Futures . Presumir de nuestros logros no es nuestro estilo. Sean cuales sean esos logros, somos realistas y muy conscientes de los límites que una sola persona, grupo de personas u organización puede tener en un problema tan enorme, global y complejo como el cambio climático. 

Aún queda mucho trabajo por hacer. Pero como líder de esta iniciativa, animo a nuestro equipo a sentirse orgulloso y satisfecho de nuestros logros diarios, del reconocimiento externo de nuestro trabajo y de nuestro progreso, aunque sea incremental. Con el telón de fondo de un reto enorme y un objetivo ambicioso, no me cabe duda de que hacerlo dará energía a nuestro equipo y a nuestra comunidad, reforzará nuestra determinación y alimentará nuestras almas. Incluso puede ayudar a aumentar las probabilidades -aunque sea ligeramente- de que el futuro sea bueno. 

En nombre del equipo de Probable Futures , agradecemos a todos y cada uno de ustedes su aliento, sus contribuciones, sus comentarios y su apoyo. 

Atentamente,

Alison Smart